PSICOTERAPIA

La psicoterapia es un tratamiento científico que se desarrolla en la relación entre el psicoterapeuta y el cliente tratando de sanar, curar o aliviar problemas de naturaleza emocional, que tienen manifestaciones psíquicas, físicas (síntomas) o interpersonales/relacionales. El tratamiento promueve el logro de cambios o modificaciones en el comportamiento, la adaptación al entorno, la salud física o psíquica, la integración de la identidad psicológica y el bienestar de las personas o grupos tales como la pareja o la familia.

Una psicoterapia exitosa se basa en una relación de confianza entre el cliente y el psicoterapeuta. La misma establece sentimientos de respeto, aceptación y confianza mutuos, dando lugar a una relación estable que propicie el cambio.

 

¿Cuándo se suele recurrir a una psicoterapia?

Se consulta con un profesional de la psicoterapia cuando la persona a ser tratada reconoce síntomas o malestares, como los que se mencionan a continuación, sin que sea evidente su causa:

  • Sensación persistente de malestar, insatisfacción, problemas de comportamiento o adaptación. Se está atravesando un estado emocional fuerte. Se siente enferma sin padecer nada orgánico. Se enfrenta a una situación nueva que le provoca ansiedad o incertidumbre
  • Se siente paralizada y le resulta difícil tomar decisiones
  • Se siente depresiva debido a ciertas circunstancias de vida. Sufre de transtorno de ansiedad y se siente extremadamente insegura. No tiene ganas de socializar con su entorno
  • Ha vuelto a caer en una serie de patrones de comportamiento que creía superado y que no son saludables (relaciones a distancia, trabajos mal pagados, dependencia a personas o sustancias)
  • Su rutina cotidiana ya no le ayuda a funcionar emocionalmente como antes
  • Se siente mal consigo misma, duerme demasiado y está irritable
  • Acontecimientos estresantes que se originan en una experiencia del pasado. En su relación de pareja o en su familia está atravesando por una situación complicada en la que los comportamientos habituales no contribuyen a resolver el problema
  • Se encuentra en una fase de transición y está en busca de herramientas para conseguir cambios.

Beneficios de la psicoterapia:

  • Ayuda a identificar y cambiar patrones de conducta que generan malestar
  • Permite la superación del malestar
  • Le permite exponer sus ideas en un contexto neutral y protegido
  • Se hace más facil encontrar soluciones en una atmósfera de confianza
  • Promueve la percepción de su mundo emocional. Se enfoca enteramente en las necesidades específicas propias

Para lograr que la sesión psicoterapéutica sea exitosa, es importante su participación voluntaria y su disposición para trabajar con sus sentimientos y sus experiencias. Después de la primera cita debería sentirse a gusto con la elección del terapeuta. El mismo mantiene una absoluta discreción y en confidencialidad toda información que respecte a su persona, a no ser que usted lo libere de su obligación.

Usted no tiene ningún compromiso más que consigo mismo, y puede terminar la terapia en cualquier momento.